Foro Cristiano Sermones y Predicaciones Cristianas
Bienvenido, para acceder a materiales solo registrate, no es necesario que crees temas , respetamos cualquier enfoque teologico esto, para motivar el estudio biblico personal, por favor lee brecemente las reglas de este sitio

Predicaciones de Anonimus - El Fuego Eterno de Sodoma

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Predicaciones de Anonimus - El Fuego Eterno de Sodoma

Mensaje  PREDICADOR el Vie Mar 23, 2012 10:15 pm

Predicaciones de Anonimus - El Fuego Eterno de Sodoma

Vamos a comenzar nuestro estudio hoy en el libro de San Lucas el capitulo 17 y el versículo 28. Aquí sé esta haciendo una comparación entre lo que sucedió en el Antiguo Testamento con las ciudades de Sodoma y Gomorra y lo que va a suceder cuando nuestro Señor Jesucristo venga en poder y gloria.
Dice allí: "Así mismo, como sucedió en los días de Lot, comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban. Mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste".
Voy a parar allí en ese versículo, porque ya hemos visto en estos versículos que acabo de leer que hay una comparación entre la destrucción de las ciudades de Sodoma y Gomorra, y la destrucción final del mundo cuando Jesucristo venga en poder y gloria.
Es decir que lo que pasó en Génesis, llega a prefigurar o llega a ilustrar lo que va a suceder en relación con la Segunda Venida de Jesús.
Así que lo primero que queremos hacer es regresar al Antiguo Testamento. Regresar al libro de Génesis para estudiar lo que pasó allá. Y una vez que entendamos lo que pasó allá vamos a tener la base para comprender lo que va a suceder en el futuro. Así que regresemos a Génesis el capitulo 13 y el versículo 10.
Allí se nos describen cómo eran las ciudades de la llanura. Las más famosa son Sodoma y Gomorra, antes de que fueran destruidas.
Dice: "Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová", es decir como el huerto del Edén, "como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra".
Es decir, esa llanura era tierra de riego, era una región agrícola, abundante. Dice que era tan hermoso "como el huerto de Jehová," o el huerto del Edén. Pero nos dice la Biblia que la gente no reconoció a Dios como la fuente de sus bendiciones. Nos dice la Biblia que esa civilización era malévola.
Noten lo que dice Génesis el capitulo 13, y el versículo 13. Génesis 13 y el versículo 13 nos habla de la condición moral de las ciudades que tenían tantas bendiciones de Dios.
Dice allí: "Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera". No solamente dice que eran malos, sino que eran "pecadores contra Jehová en gran manera".
Y esa maldad se manifestó en tres pecados cardinales o en tres pecados principales.
El primer pecado era la perversidad sexual. Hoy en día nosotros tenemos una palabra que usamos para hablar de la perversidad sexual. Le decimos "sodomía" que viene de Sodoma. Es decir, sexualmente las ciudades eran perversas. Les puedo dar un ejemplo. Cuando los ángeles visitaron la casa de Lot, los hombres de Sodoma se reunieron alrededor de su casa y le dijeron a Lot, "Sácanos a esos dos hombres porque queremos conocerlos".
Eso dice en Génesis 19:5. Y créanme, no los querían conocer casualmente como ustedes me conocen a mí. Porque la palabra conocer aquí significa tener relaciones sexuales. Como cuando Adán conoció a su mujer Eva y concibió un hijo. Es decir, los hombres de Sodoma querían tener relaciones homosexuales con los Ángeles. Así de perversos eran.
Un segundo pecado cardinal de las ciudades era la violencia. No se les hacia nada matar libremente. En ese mismo episodio cuando Lot estaba con los Ángeles dentro de su casa, dice en Génesis 19 y el versículo 9, que los varones de Sodoma hicieron violencia contra la casa de Lot. Es decir, querían matar a Lot y querían matar a los dos huéspedes que Lot tenia en su casa. Si no hubiera sido por una ceguera que Dios hizo caer sobre ellos, hubieran matado o por lo menos intentado matar a los Ángeles y a Lot. Así que la violencia era un de los graves pecados de estas ciudades.
Un tercer pecado cardinal de estas ciudades era el materialismo craso. Noten lo que dice en el libro de Ezequiel en capitulo 16 y los versículos 48 y 49. Describe este pecado terrible del materialismo. Dice aquí lo siguiente: "Vivo yo, dice Jehová el Señor, que Sodoma tu hermana y sus hijas no han hecho como hiciste tú y tus hijas. He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan", es decir abundancia de pan, "y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; Y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso". Es decir, tenían abundancia de pan, abundancia de ociosidad, pero usaban sus bienes, no para ayudar como dice aquí, al afligido y al menesteroso.
Eran egoístas con sus posesiones. Querían vivir cómodos, querían vivir ociosos, abundancia de pan, sin reconocer la necesidad de sus prójimos y sin reconocer a su Creador.
Tres pecados cardinales. Aberraciones sexuales, violencia, materialismo craso. Es mas, en Judas 10-13, es un librito antes de Apocalipsis, compara los pecados de Sodoma y de Gomorra con tres personajes malévolos del Antiguo Testamento.
Los compara con Caín, los compara con Balaam y los compara con Coré. Tres individuos del Antiguo Testamento.
No tenemos tiempo de estudiar la historia pero nos dice que los habitantes de Sodoma eran mas o menos como estos personajes. Ahora, Dios nunca destruye a una civilización sin antes darles una advertencia.
A pesar de que estas ciudades eran supremamente pecaminosas, y Dios había determinado que él iba a destruirlas, Dios no las iba a destruir sin enviarles un mensaje de amonestación primero.
Vayan conmigo a Génesis 18 y los versículos 1 al 3.
Dice aquí: "Después le apareció" es decir a Abraham, "Jehová en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él"; ¿cuántos varones vinieron?
Tres. Dice: "y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos", y ahora escuchen, "y se postró en tierra". Es decir se inclina, se postra en tierra.
Luego quiero que noten, que le habla solamente a uno de ellos.
Dice en el versículo 3: "y dijo: Señor", fíjense que está llamando a uno de estos, Señor, "si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo". Saben que yo sé que la gente de por allá es bien hospitalaria.
Tuve el privilegio en Mayo de 2001 de hacer un viaje a los países del Líbano, Jordania y Siria. Y cuando fuimos a visitar el Monte Nebo a donde murió Moisés, estábamos subiendo en un automóvil cuando de repente unos beduinos que tenían carpas ahí al lado de la carretera, estaban cuidando unas cabras y unas ovejas.
Empezaron a hacernos señales que paráramos y paramos. Y Sarquis, quien es un miembro de esta iglesia, atiende el grupo herminiano, empezó a hablar con ellos, porque él habla árabe y nosotros pues, los dos gringos que estábamos ahí no entendíamos ni papa de lo que estaban hablando. Y él que nos acompañaba decía que no, que no podíamos. Y entonces cuando seguimos viaje le preguntamos, qué era lo que ustedes estaban hablando. Y dice Sarquis, "lo que pasas es que ellos nos estaban invitando para que fuéramos a almorzar en su casa". Es decir, gente súper hospitalaria.
Así pasó con Abraham. Abraham vio a estos tres personajes, reconoció que un personaje era súper especial. Dice, que se inclinó a él, y dice también que le dirigió la palabra a él. Pero eran tres varones.
Noten Génesis 18 y el versículo 16. Después que Abraham atiende a estos tres personajes quiero que noten lo que hacen estos tres personajes.
Dice en el versículo 16. "Y los varones", ¿cuántos eran? Eran tres. "Y los varones se levantaron de allí y miraron hacia Sodoma. Abraham iba con ellos acompañándolos". ¿Cuántos iban entonces hacia Sodoma? Iban 4.
Ahora, quiero que noten lo qué nos dice en el versículo 22.
Nos dice: "Y se apartaron de allí los varones", es decir, ellos van a continuar su viaje, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Jehová".
Ahora, hay punto que quiero que noten que es de crucial importancia.
Muy importante. ¿Cuántos fueron los que visitaron a Abraham? Tres.
¿Cuántos caminaron cierta distancia con Abraham? Tres.
¿Pero cuántos de los tres llegaron a Sodoma? Dos.
Noten Génesis 19 y el versículo 1.
Dice: "Llegaron, pues, los dos ángeles", ah, ahora sabemos que los personajes eran ángeles, no-solo varones sino ángeles, "a Sodoma a la caída de la tarde y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma.
Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo."
¿Cuántos llegaron a la ciudad de Sodoma? Llegaron solamente dos. ¿Cuántos llegaron a Abraham? A Abraham llegaron tres. Inmediatamente unos se preguntan, ¿qué sucedió con el otro? Ahora, antes de contestar qué sucedió con el otro, ¿pueden ustedes pensar de alguna parte de la Biblia a donde se mencionan tres ángeles? ¿Adónde? Díganme ustedes, ¿a dónde en la Biblia se mencionan tres ángeles?
En Apocalipsis el capítulo 14. Así que si ustedes leen aquí que vienen tres varones y descubren que son ángeles, inmediatamente debe levantarse la curiosidad de decir, ¿será que hay una conexión entre esta historia en Génesis y con Apocalipsis capítulo 14?
Y vamos a ver que sí hay una conexión estrecha entre Apocalipsis 14 y Génesis 18. Ahora, ¿qué pasó con el otro personaje? ¿Y quién era el otro personaje? Bueno, regresemos otra vez al versículo 22.
Dice: "Y se apartaron de allí los varones", ¿cuántos varones llegaron finalmente? Dos.
Y dice: "y fueron hacia Sodoma"; es decir, dos fueron hacia Sodoma, "pero Abraham estaba aún delante de Jehová". ¿Quién era el otro personaje? El otro personaje era Jehová.
Ahora, hay algo que tengo que decirles. No tengo tiempo de leer los versículos, pero en el Antiguo Testamento, se identifica al ángel de Jehová como Jehová. En varios pasajes del Antiguo Testamento el ángel de Jehová es Jehová.
Es decir que el otro personaje era el ángel de Jehová. Y Abraham se quedó delante de este ángel, podríamos decir, el primer ángel. Los otros dos se fueron a Sodoma.
Ahora, quiero que noten la conversación que se realiza entre Abraham y este primer ángel. Génesis 18 y el versículo 22. Dice: "Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Jehová.
Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío?" Es decir, cuando destruyas a Sodoma y Gomorra, ¿vas a destruir a los buenos y a los malos juntos? Versículo 24. "Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él?"
Ahora escuchen. Importante este versículo. "Lejos de ti hacer el tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal haga. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?"
¿Qué es lo que quiere Abraham que haga Jehová? Quiere, antes de destruir las ciudades, quiere que separe a los justos de los injustos. Quiere que se haga una obra de juicio.
Porque dice: "¿No hará el Juez de toda la tierra lo que es justo?"
Es decir, este primer ángel es un ángel que tiene que ver con juicio, con separar a los buenos de los malos, para que cuando venga la destrucción los justos no sean destruidos con los injustos.
Es decir, el mensaje de ese primer personaje es un mensaje de juicio. "Voy a separar a los justos de los injustos".
Porque luego en la conversación dice eso. "Voy a separar los justos de los injustos. El justo no perecerá con el injusto. Primer mensaje. Pero quiero que noten que en la ciudad de Sodoma hay un segundo mensaje de un segundo ángel.
Noten lo que dice Génesis 19 y el versículo 12 y 13. Interesantísimo esto.
Dice allí lo siguiente: "Y dijeron los varones a Lot": en realidad es uno el que está hablando, pero se le atribuye a los dos. Dice: "Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad", ¿qué dice que hay que hacer? "Sácalo de este lugar; porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo".
Es decir, "salgan de aquí, porque por la maldad vamos a destruir esta ciudad".
Noten el versículo 14. "Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba". ¿Cuál es el mensaje segundo que se da después del mensaje del juicio aquí en Génesis?
Se da el mensaje de que por la pecaminosidad de las ciudades, los que se quieren salvar tienen que salir de las ciudades inicuas. Pero hay un tercer mensaje. Y es que si no salen va a haber un castigo terrible que va a caer.
Noten lo que dice en Génesis el capítulo 19 y el versículo 24. Y quiero que noten la terminología muy cuidadosamente. Aquí está hablando ya de la destrucción de las ciudades.
Dice: "Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos". ¿Dónde se originó el fuego? Se originó con Jehová en los cielos.
Eso es muy importante. Recuerden eso. ¿Y qué fue lo que Dios envió desde los cielos? Dice: "azufre y fuego contra los que no salieron de la ciudad".
Es decir, tenemos tres ideas conectadas con Génesis 18 y 19.
En primer lugar, un juicio separando los justos de los injustos.
En segundo lugar, una invitación a salir de las ciudades inicuas o impías.
Y en tercer lugar el que no salga va a caer sobre él fuego y azufre desde Jehová en los cielos.
Ahora, hay un dato muy interesante que sucedió antes que viniera la destrucción. Y es que en Sodoma hubo una puerta cerrada. Es decir la puerta de la gracia se cerró para los habitantes de Sodoma antes que cayera la destrucción. ¿Ustedes recuerdan cuando estudiamos la historia del diluvio que la puerta del arca se cerró antes de que cayera la lluvia, para venir la destrucción?
Ya se había hecho la separación entre justos e injustos cuando se cerró la puerta y los injustos no sabían ¿qué estaban qué? Perdidos sino hasta que cayó el agua. Lo mismo aquí en esta historia.
Noten Génesis 19 y el versículo 10. Dice aquí: "Entonces los varones alargaron la mano, y metieron a Lot en casa con ellos", ¿y que hicieron estos personajes? Dice: "cerraron la puerta".


Última edición por PREDICADOR el Vie Mar 23, 2012 10:22 pm, editado 1 vez

_________________
Construimos paginas web cristianas a muy bajo precio en Colombia para tu iglesia local, ministerio personal, contactanos, haz click en la imagen

avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Predicaciones de Anonimus - El Fuego Eterno de Sodoma

Mensaje  PREDICADOR el Vie Mar 23, 2012 10:16 pm

Pregunto, ¿estaban ahora separados los justos de los injustos cuando se cerró la puerta? Claro que sí.
Todos los malos afuera y los salvos adentro. Los que estaban afuera ya no se podían salvar porque la puerta de su oportunidad se había cerrado aunque ellos no lo sabían.
Como durante los siete días la gente en el tiempo del diluvio tampoco lo sabía. Ahora, quiero que notemos otra vez Génesis el capítulo 19, el versículo 24, y luego vamos a leer también el versículo 28.
Noten el versículo 24. Dice: "Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos". Y quiero saltar al versículo 28.
Dice: "Y miró", Abraham, "Y miró hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de aquella llanura miró; y he aquí que el humo subía de la tierra como el humo" ¿de un qué? "De un horno". Fuego y azufre vino de Jehová en los cielos. Cayó sobre las ciudades y el humo de las ciudades ascendió según dice aquí, hacia el cielo.
Saben, yo he tenido el privilegio de estar en esa región del Mar Muerto, tanto en el lado Israelí como en el lado Jordano. Y es interesantísimo el contraste entre el Mar Muerto y el Mar de Galilea. El Mar de Galilea es un mar lleno de vida. Lleno de peces. Ahí pescaron los apóstoles. Hay aves. La vegetación es verde, hermosa. Es algo lindo.
Pero cuando uno va al Mar Muerto, que no queda muy distante, es como si hubiera un gigantesco hoyo en la tierra. Es el lugar que está mas por debajo del nivel del mar en el Planeta Tierra. Está a 1526 pies por debajo del nivel del mar. Como si se hubiera abierto un hoyo allí, un hueco en la tierra. Y lo interesante es que allí no hay nada vivo. No hay árboles, no hay plantas. Las aguas son súper saladas, están llenas de minerales. Uno puede bañarse ahí en el Mar Muerto y es tan salado el mar que es difícil para uno ahogarse. Yo no sé si una persona se puede ahogar ahí porque uno flota. Y no hay nada vivo dentro del mar. No hay peces, no hay ni siquiera microorganismos. Es muerto. Y recuerden que leímos que esa región era como el huerto del Edén antes que Dios la destruyera.
Fue terrible lo que hizo el fuego y el azufre que descendió del cielo que consumió esas ciudades inicuas y el humo dice que subió como el humo de un horno.
Ahora, quiero que vayamos a Judas el versículo 7 y quiero que notemos allí algo muy interesante en cuanto a la destrucción de estas ciudades. Judas 7 y no decimos capitulo porque solamente tiene un capitulo. Así que decimos nada más el versículo.
Noten lo que dice el versículo 7: "Como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza", hablando de las aberraciones sexuales, "fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno".
¿Qué sufrieron Sodoma y Gomorra? Sufrieron el castigo del fuego eterno. ¿Qué clase de fuego destruyó a Sodoma y Gomorra? Aquí dice que fueron destruidos con fuego eterno. No lo digo yo, lo dice la Biblia. Pero ahora tenemos un problema.
Vayan conmigo a 2 Pedro 2:6, hablando de las mismas ciudades, de Sodoma y Gomorra.
Dice: "Y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente". ¿A qué fueron reducidas las ciudades de Sodoma y Gomorra? Fueron reducidas a ceniza. Ahora yo pregunto, ¿cuántos de ustedes han tratado de consumir o de quemar cenizas? ¿Cuántos han tratado de usar cenizas como combustible?
Dicen: "Pastor, eso es ridículo. Las cenizas no se consumen porque todo lo que había para consumir se consumió y el resultado fueron las cenizas". Entonces, si las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron reducidas a cenizas como es que fueron destruidos con fuego eterno? ¿Entienden el problema? Si fueron reducidas a cenizas, no se están quemando hoy. Sin embargo dice la Biblia que fueron destruidas las ciudades con fuego eterno. ¿Cómo entendemos este asunto?
La Biblia tiene la explicación. Vayan conmigo a Deuteronomio el capítulo 4 y los versículos 23 y 24. Escuchen con cuidado este asunto.
Aquí Dios le advierte al pueblo de Israel. "Guardaos, no os olvidéis del pacto de Jehová vuestro Dios, que él estableció con vosotros, y no os hagáis escultura o imagen de ninguna cosa que Jehová tu Dios te ha prohibido".
Es decir, no practiques la idolatría. ¿Por qué razón? Versículo 24.
"Porque Jehová tu Dios es fuego consumidor, Dios celoso". ¿Qué es Jehová? Dice aquí que Dios, Jehová es fuego consumidor. Jehová es fuego, según dice este texto.
Ahora, noten lo que dice también Hebreos 12:28, 29. Tienen mas o menos el mismo pensamiento pero algunas palabras un poquito diferente.
Dice: "Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia"; es decir, debemos de servir a Dios y debemos agradarle con temor y reverencia.
Ahora escuchen bien. "Porque nuestro Dios es fuego consumidor".
Yo les pregunto, ¿por cuánto tiempo ha sido Dios un fuego consumidor? Eternamente. Entonces ¿el fuego es qué?
El fuego es eterno. Ahora, vamos a Éxodo para que entiendan un poquito mejor todavía.
Éxodo 24:15-17. Ustedes están pensando, "Pastor, pero entonces Dios es un montón de llamas de fuego". No, Dios no es un montón de llamas de fuego. Pero Dios es fuego consumidor.
Se usa el fuego como un símbolo de Dios para algo.
Noten el versículo. Éxodo 24:15-17. Dice aquí: "Entonces Moisés subió al monte, y una nube cubrió el monte".
Gracias a Dios que una nube cubrió el monte porque sino hubieran muerto todos. "Y la gloria de Jehová reposó sobre el monte Sinaí, y la nube lo cubrió por seis días; y al séptimo día llamó a Moisés de en medio de la nube". Y ahora viene el versículo clave. "Y la apariencia de la gloria de Jehová era como un fuego abrasador en la cumbre del monte, a los ojos de los hijos de Israel". ¿Qué es lo que parecía fuego según el versículo?
Dice que "la gloria de Jehová parecía un fuego abrasador". Es decir, el fuego es la gloria de Dios. Yo pregunto, ¿por cuánto tiempo ha tenido Dios su gloria? ¿Solamente por 6,000 años? ¿Ha tenido para siempre su gloria? Claro que sí. Si la gloria de Dios es como un fuego consumidor, ¿por cuánto tiempo ha sido Dios, o la gloria de Dios, un fuego consumidor? Eternamente. Es decir, el fuego consumidor es eterno, porque el fuego consumidor es Dios. ¿Dónde se originó el fuego que quemó a Sodoma y Gomorra?
Dice que vino de Jehová en los cielos y consumió las ciudades. Es decir, Dios por un momento quitó el velo que cubría su gloria, y reveló su gloria como cuando venga Jesús. Y el resultado fue que las ciudades fueron incineradas por la gloria de Dios, que es fuego consumidor. Ahora podemos entender un poquito más lo que sucedió con Sodoma y Gomorra. El fuego que consumió a Sodoma y Gomorra es eterno porque Dios es el fuego. Pero lo que consumió no es eterno. Porque se apagó.
Es decir, después que las ciudades de Sodoma y Gomorra se apagaron el fuego continuó ardiendo porque el fuego es Dios. ¿Me están entendiendo lo que estoy diciendo? Es decir, porque Dios es el fuego consumidor, el fuego no se apaga nunca. Pero lo que sí se apagó fue lo que el fuego consumió, lo que el fuego quemó.
No dice que las ciudades iban a arder eternamente. Dice que el fuego es eterno. No lo que el fuego quema. Ahora, vamos al libro de Malaquías el capitulo 4 y el versículo 1 y vamos a leer también el versículo 3.
Dice en el versículo 1 hablando de la venida de Jesús. "Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno", ¿va a venir un día de fuego? ¿Sí o no? Sí, como no. "Y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará", brasas, tiene que ver con fuego, ¿verdad? "Los abrasará ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama". ¿Qué es lo que va a hacer el fuego?
El fuego los va a consumir, no va a quedar ni la raíz, ¿quién es la raíz del pecado? Satanás. ¿Y quiénes son las ramas? Sus seguidores. La serpiente ¿y su qué? Y su simiente, por usar otra ilustración. Raíz y rama es lo mismo que Satanás y su simiente o sus seguidores. Dice que "no les dejará ni raíz ni rama".
Noten el versículo 3. Versículo 3 dice: "Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos". ¿A qué serán reducidos los impíos? Los impíos serán reducidos a cenizas. Si son reducidos a cenizas, ¿todavía van a estar quemándose? Claro que no.
Yo pregunto, el fuego que los consumió, ¿es eterno? Claro que sí. Pero no lo que el fuego consumió. Porque lo que el fuego consumió se apaga y se vuelve cenizas. ¿Saben que la Biblia dice que Satanás también va a ser reducido a cenizas? Noten lo que dice el libro de Ezequiel el capítulo 28 y los versículos 18 y 19, hablando de este glorioso querubín cubridor, que el Señor Jesucristo creó, que escogió pecar por su libre albedrío.
Dice en el versículo 18: "Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santuario; yo, pues, saqué fuego de en medio de ti, el cual te consumió, y te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran. Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto será, y para siempre dejarás de ser".
¿Qué va a pasar con Satanás? ¿Será reducido a qué? A cenizas y para siempre dejará de ser.
Ahora noten 2 Tes. 1:7-9. Está hablando aquí de la Segunda Venida del Señor Jesucristo. Y quiero que noten la terminología. Dice en el versículo 7, hablando de los que son perseguidos, de los hijos de Dios: "Y a vosotros que son atribulados, daros reposo con nosotros", es decir, vamos a tener reposo, "cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder", ¿y cómo se va a manifestar? "En llama de fuego". ¿Por qué razón? ¿Porque Dios es que cosa?
Fuego consumidor. "En llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición", volvemos a eso en un momento, "excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder".
¿De qué van a ser excluidos? Van a ser excluidos según esto, de la presencia del Señor y de la gloria de su poder. ¿Por qué van a ser excluidos? Porque cuando él venga viene como fuego consumidor. Y los impíos van a ser consumidos y van a ser reducidos a cenizas. Y dice aquí en el versículo 9, que "sufrirán eterna perdición". Yo pregunto, cuando se pierdan, ¿van a quedar perdidos para siempre o va a haber algún momento en que Dios a decir, "bueno, vamos entonces a tomar las cenizas y vamos a hacerlos de nuevo?” Yo pregunto, ¿la pena es eterna? ¿El castigo es eterno? ¿Seguirán para siempre siendo cenizas? ¿Nunca tendrán resurrección? Claro que sí. La pena o el castigo es eterno.
No en el proceso del castigo sino el resultado del castigo es eterno. El fuego los consume y quedan castigados para siempre porque son reducidos a cenizas.
Es interesante notar que en 1 Timoteo 6:16 se nos dice que Dios habita en luz inaccesible y que ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, en su condición pecaminosa. Ahora podemos entender un poco más esos versículos que para muchas personas son confusos donde dice por ejemplo en San Mateo capitulo 25:41, dice que los impíos serán castigados con un castigo eterno.
No hay problema. Porque son consumidos, se vuelven cenizas y el castigo dura para siempre porque nunca van a resucitar. Ahora podemos entender Mateo25: 46 a donde se nos dice que los impíos serán echados al fuego eterno y sufrirán castigo eterno. No dice que ellos se van a consumir eternamente sino que el fuego al cual son echados es eterno.
No son ellos los eternos, que se están quemando sino el fuego que los consume es eterno, porque el fuego ¿es quién? El fuego es Dios. ¿Están entendiendo lo que estoy diciendo?
Ahora, prepárense para una gran sorpresa. ¿Saben ustedes que los que van a vivir en el fuego eterno no son los malos sino los buenos? Las iglesias lo tienen al revez. Dicen "los malos han de estar en las llamas quemándose y revolcándose para siempre". Ah, ah. La Biblia dice que en el fuego eternamente van a estar son los buenos.
Vayan conmigo a Isaías el capitulo 33 para que se den cuenta que no lo digo yo, lo dice la palabra de Dios. Isaías 33 y vamos a leer en primer lugar en cuanto a los impíos.
Dice en el versículo 12, hablando de los malos, "Y los pueblos serán como cal quemada; como espinos cortados serán quemados con fuego". Es decir, los impíos van a ser consumidos, van a ser "quemados con fuego".
Ahora vamos al versículo 14. "Los pecadores se asombraron en Sion, espanto sobrecogió a los hipócritas".
Y ahora escuchen bien. "¿Quién de nosotros morará con el fuego consumidor? ¿Quién de nosotros habitará con las llamas eternas? El que camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece la ganancia de violencias, el que sacude sus manos para no recibir cohecho" ustedes le dicen mordida, "el que tapa sus oídos para no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus ojos para no ver cosa mala". ¿Quiénes son los que van a vivir en medio de las llamas eternas?
No son los malos sino que son los buenos. Los malos no pueden porque cuando el fuego se manifiesta se vuelven cenizas, pero el fuego sigue ardiendo porque el fuego es la gloria de Dios. ¡Solo los justos podrán habitar en la presencia de Dios, con las llamas eternas sin ser destruidos! ¡Qué glorioso!
Las iglesias lo tienen al revez. Dicen que son los malos que se van a quemar para siempre porque la Biblia dice que el fuego es eterno. Sí, la Biblia dice que el fuego es eterno pero no dice que los pecadores son eternos. El problema es no leer con cuidado las Sagradas Escrituras.
¿Me están entendiendo lo que estoy diciendo? Es de crucial importancia. Ahora, necesitamos continuar nuestro estudio haciendo el paralelo con el libro de Apocalipsis.
Recuerdan ustedes en Génesis que tenemos 3 ángeles, 3 ideas.
Primero separar a los justos de los injustos. Y cuando sean separados, ya se puede castigar a los injustos.
Segunda idea. Salgan de esas ciudades inicuas, porque vamos a destruir a las ciudades. "Salid de ella pueblo mío".
Y el tercer mensaje, si no salen ¿va a caer qué cosa? Va a llover fuego y azufre y el humo va a subir como el humo de un horno. Yo pregunto, ¿son esos los mensajes de los 3 ángeles en Apocalipsis 14? Claro que sí.
Noten Apocalipsis 14 y los versículos 6 y 7. Dios antes de destruir el mundo va a dar un mensaje global.
Fíjense lo que dice: "Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo" ¿es global el mensaje, es universal? Como no.
Ahora escuchen, "diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas". ¿Cuál es el mensaje del primer ángel, que va a todo el mundo? "La hora de su juicio llegó". La hora de separar a los justos ¿de quiénes? De los injustos. Porque va a venir fuego y azufre del cielo.
Ahora, ¿cuál es el mensaje del segundo ángel? Noten Apocalipsis 14 y el versículo 8.
Dice: "Otro ángel le siguió diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia", que sería equivalente a Sodoma, "la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación". Vamos un momento al capítulo 18 para que ustedes se den cuenta que con este mensaje hay una invitación para salir de Babilonia.
Dice en el capitulo 18 y el versículo 1: "Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible".
Y luego vamos a saltar al versículo 4. "Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas".
¿Cuál es el segundo mensaje? Ha caído Babilonia, como Sodoma había caído. Salgan de allí pueblo mío para que no caiga sobre ustedes la destrucción.
¿Y saben cuál es el mensaje del tercer ángel? El mensaje del tercer ángel es, si no sales, Apocalipsis 14:9-11, no lo vamos a leer, ustedes lo pueden leer. Dice: "Si no salen de Babilonia, va a caer sobre ustedes", ¿qué cosa? "Fuego y azufre y el humo de su incendio subirá por los siglos de los siglos", que es una mejor traducción.
Porque los impíos se van a quemar mucho tiempo, no voy a entrar en eso. Y Satanás se va a quemar mas que todos. Primero Satanás se va a quemar más. Luego sus ángeles se van a quemar después de él lo mas y finalmente los impíos son los que se van a quemar menos. No voy a entrar a eso ahora, pero quiero que noten que Satanás se va a quemar junto con los impíos por los siglos de los siglos.
Pero finalmente se van a apagar, no me entiendan mal. Es decir, van a ser reducidos a cenizas. El mensaje del tercer ángel entonces habla de lo mismo que nosotros encontramos en Génesis y es la idea de fuego y azufre y humo que asciende. Ahora yo pregunto, ¿Dios va a cerrar la puerta de la gracia de este mundo antes de que venga la destrucción? Como no. Dice en Apocalipsis 22:11, "el que es justo sea justo todavía, el que es santo sea santo todavía, el que es injusto sea injusto todavía, y el que es inmundo sea inmundo todavía".
Y luego dice: "He aquí yo vengo presto". Es decir, la separación se realiza antes. La puerta de la gracia se cierra antes. Y así como los impíos rodearon la casa de Lot para tratar de destruirlos, la Biblia enseña que los impíos van a rodear al pueblo de Dios para intentar destruir también al pueblo de Dios en el gran tiempo de angustia que menciona Daniel el capítulo 12.
Tiempo de angustia cual no fue desde que hubo nación. Pero en aquel tiempo el pueblo de Dios será libertado. Todo el que se hallare escrito en el libro. Ahora, yo quiero concluir nuestro tema haciendo la pregunta, ¿cómo podemos nosotros estar seguros de habitar con Dios quien es un fuego consumidor?
Les voy a mencionar solamente los versículos por la premura del tiempo, ustedes los tienen en la lista. En Hebreos el capitulo 12:28 y 29 dice que "debemos servir a Dios con temor y reverencia porque Dios es fuego consumidor".
Mateo 5:8 dice: "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios". ¿Qué tenemos que tener para ver a Dios cuando venga? Necesitamos tener limpio corazón.
Y saben que en Isaías el capítulo 33 y el versículo 17 después de decirnos quiénes van a habitar en medio del fuego devorador, nos dicen algo muy interesante.
Dice en el versículo 17: "Tus ojos verán al Rey en su hermosura; verán la tierra que está lejos". ¿Y saben cuál es esa tierra que está lejos? Esa tierra que está lejos es el cielo a donde habita el Rey, a donde habita Dios.
Noten también lo que nos dice 1 San Juan el capitulo 3 y los versículos 1-3 sobre la preparación necesaria que tenemos que tener para prepararnos victoriosamente cuando Jesús venga.
Dice allí en el versículo 1: "Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste seremos semejantes a él porque le veremos tal como él es". Fíjense otra vez la idea de ver. "Bienaventurados los de limpio corazón porque ellos verán a Dios".
Dice Isaías 33 los que habitan en el fuego dice, verán al Rey en su hermosura.
Aquí dice: "Pero sabemos que cuando él se manifieste seremos semejantes a él porque le veremos tal cual es". ¿Y qué debemos hacer? 1 S. Juan 3:3. Dice: "Y todo aquel que tiene esta esperanza en él", ¿qué debe hacer? "se purifica a sí mismo así como él es puro".
Es decir, para verlo necesitamos pasar por un proceso de purificación.
Tenemos también Hebreos 12:14 donde dice: "Seguid la paz con todos y la santidad sin la cual nadie verá al Señor".
Es decir, la idea de desarrollar un carácter santo semejante al de Jesús.
En Apocalipsis 22:2 y 3 dice que los que lleguen al cielo van a ver el rostro de Jehová. Dice: "Verán su rostro y su nombre estará en sus frentes". Podremos habitar en la presencia de un Dios Santo sin ser consumidos.
Noten 2 San Pedro, capítulo 3, la misma idea. Voy a leer empezando en el versículo 10. Es decir, Dios nos está diciendo que debemos preparar un carácter para habitar con un Dios Santo y él nos da poder para desarrollar ese carácter.
Dice en el versículo 10: "Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas", siendo que Dios va a consumir todo, ahora dice: "¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir".
Como todo va a ser deshecho, todo va a ser quemado, debemos vivir píamente". Versículo 12. "Esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia".
Y ahora noten el versículo 14. "Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz". Es decir, Dios espera que nosotros desarrollemos un carácter santo, un carácter limpio para verlo y para habitar con él por los siglos de la eternidad. Ahora, la pregunta clave es cómo podemos hacerlo. Nosotros no podemos. Pero la palabra de Dios sí puede.
Hemos leído antes en este seminario el Salmo 119 y el versículo 11donde dice: "Tu palabra he escondido en mi corazón, para no pecar contra ti". Mientras estamos metidos en la palabra de Dios nuestra mente es transformada a la imagen de Dios, a la imagen de Jesús.
Mientras estamos todo el tiempo viendo televisión nuestra mente es transformada a la imagen del televisor. Lo que dejamos entrar por nuestros ojos y oídos nos hace lo que somos. Mas como Jesús o más como el mundo. Por eso debemos llenar nuestra mente de cosas buenas. Preparar un carácter santo.
El Señor Jesucristo dijo en San Juan 15 y el versículo 3. "Ya vosotros estáis limpios", hablando de sus discípulos, "por la palabra que os he hablado".
Cuando leemos la palabra, asimilamos la palabra, la palabra entra y purifica y limpia nuestro corazón. En Efesios 5:6 dice que la iglesia es purificada o limpiada en el lavacro, por la palabra. Ahí está otra vez. La palabra de Dios entra y limpia nuestro ser cuando dedicamos tiempo a contemplar a Jesús en su palabra, y dedicamos menos tiempo al televisor y a las cosas que no nos hacen bien.
Como leímos en nuestro ultimo tema, "nosotros mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor somos transformado de gloria en gloria a su misma semejanza".
La historia de Sodoma y Gomorra nos ilustra cuatro clases de personas, para concluir.
En primer lugar está Abraham que nunca vivió en Sodoma y Gomorra Representa a los que nacieron en el evangelio puro, bíblico que han estado en la verdad siempre.
En segundo lugar tenemos a Lot quien vivió en Sodoma pero no compartía la pecaminosidad de Sodoma según nos dice 2 Pedro 2:7 y 8. Dice que "lloraba y clamaba por los pecados de la ciudad". Y él salió. Fue llamado a salir de allá y se integró al pueblo de Dios.
Tercera clase de personas fue la mujer de Lot. Salió de Sodoma pero tenía a Sodoma en el corazón. Gente que se une al remanente de Dios pero sigue con el corazón en el mundo.
Y la ultima clase son aquellos que fueron destruidos que nunca salieron. Que Dios nos bendiga y estemos en el grupo correcto.

_________________
Construimos paginas web cristianas a muy bajo precio en Colombia para tu iglesia local, ministerio personal, contactanos, haz click en la imagen

avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.