Foro Cristiano Sermones y Predicaciones Cristianas
Bienvenido, para acceder a materiales solo registrate, no es necesario que crees temas , respetamos cualquier enfoque teologico esto, para motivar el estudio biblico personal, por favor lee brecemente las reglas de este sitio

Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

Mensaje  PREDICADOR el Sáb Abr 28, 2012 12:20 am

Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

NOSOTROS somos la iglesia que lleva al mundo los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14." Estas palabras fueron dichas por un misionero de otra fe a un ministro adventista del séptimo día, quien las oyó con asombro. Nunca antes había el escuchado a un representante de ninguna otra fe con excepción de la adventista del séptimo día, hacer una referencia tal a estos mensajes. Recuperándose de su sorpresa, el ministro adventista preguntó: "¿Qué le están diciendo ustedes al mundo con respecto a la marca de la bestia, en el mensaje del tercer ángel? ¿Qué es la marca de la bestia?" "Oh, nosotros no sabemos que es eso," fue la respuesta.
"¿Y el mensaje del segundo ángel, acerca de la caída de Babilonia'. " Nosotros no sabemos aún," fue nuevamente la respuesta. " ¿Y el mensaje del primer ángel, relativo a la hora del juicio? "Todavía no sabemos".
Estaban llevando el mensaje de los tres ángeles al mundo, pero no tenían conocimiento de su significado. Forzosamente se nos recuerda la historia de Ahimaas, un ayudante de Joab, el general del rey David, quien había estado defendiendo al rey contra una rebelión dirigida por su propio hijo Absalón. El ejército rebelde de Absalón había sido derrotado, y él mismo había sido asesinado. Joab había enviado a Cusi, otro ayudante, quien había sido un cuidadoso observador de los eventos, para llevarle a David las nuevas de la victoria. Ahimaas suplicó se le concediera el privilegio de correr también hacia el rey, Joab pensaba que Ahimaas no tenía un conocimiento fidedigno de la situación, aunque podía correr bien, no obstante, cedió a su suplica.
De esta manera, el veloz Ahimaas dio alcance al más lento Cusí y llegó a la presencia del rey antes que él. Sin embargo, a la ansiosa pregunta de David: "¿El joven Absalón está bien? Ahimaas sólo pudo responder: " Ví yo un gran alboroto ... mas no se qué era". Desde ese momento hasta ahora, esta experiencia bíblica ha sido la ilustración clásica del problema del mensajero sin un mensaje.
Cuan improbable parece la extraña situación, pero, cuan a menudo en la historia del cristianismo la experiencia se ha repetido. Si mirando retrospectivamente analizáramos la historia de la predicación en la iglesia, en términos generales no veríamos ni un ascenso ni un descenso en la línea gráfica, sino más bien, una serie de altibajos y valles y montañas contrastando". Hugh Thompson Kerr enumera cuatro períodos de elevación en la predicación de la iglesia, y entre ellos tres periodos de declinación, tiempos en los cuales los mensajeros perdieron su mensaje, y Ahimaas corrió de nuevo.1
Los puntos álgidos tal como él los ve, son: primero, la predicación de los apóstoles en el primer siglo; segundo, los ministerios de Ambrosio, Agustín, Basilio, Crisóstomo, y los dos Gregorios en el cuarto y quinto siglo; tercero, el periodo de la Reforma en el siglo dieciséis; y cuatro, la predicación evangélica de Juan y Carlos Wesley, Whitefield, y sus contemporáneos en el siglo dieciocho.
Valdría la pena detenemos y considerar las características de la predicación en la época en que ésta fue más exitosa. El Nuevo Testamento presenta cinco sermones de Pedro, uno por Esteban, y varios por Pablo. Aunque muy condensados, éstos proveen un enfoque interesante del estilo apostólico.
Era auténtica, invocando la autoridad de la Escritura, y enfatizando en particular las porciones proféticas de ésta.
" Y ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos". Hechos 4:12.
Despertó oposición: "El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándolo en un madero". Hechos 5:30.
Fue moralmente exigente: Nada menos que una vida santa. Vivida a través de su poder, satisfaría los requerimientos del Evangelio. La vida pasada estaría cubierta por su perdón. No obstante no debería haber ninguna intención de continuar en el pecado.
Era sencillo, práctico y directo: El haber revestido a un mensaje tal con un ornamento de formas retóricas habría sido obviamente inapropiado. La claridad era importante, la elegancia no lo era.
Incluyó llamados al arrepentimiento personal: Estos nunca fueron omitidos. La enorme culpabilidad de los oyentes se hizo evidente, involucrando el rechazo del Hijo de Dios. Sin embargo sus casos no eran desesperados. Se ofrecía el perdón bajo la condición del arrepentimiento, una opción disponible para todos, de manera que ninguno necesite angustiarse. Estas fueron las características de la muy eficaz predicación apostólica, e indudablemente de la predicación durante los cuatro períodos de predicación efectiva y exitosa, señalados por Kerr. ¿Qué podríamos decir entonces de los tres periodos de predicación desacertada? Evidentemente, esos fueron tiempos cuando Ahimaas corrió otra vez, entretanto que los mensajeros perdían su mensaje. Primero enfoquemos el periodo de decadencia entre la predicación apostólica y la mas efectiva de los siglos cuarto y quinto:
"Después de la muerte de los apóstoles y sus compañeros de trabajo, hubo una decadencia" .2
"Debemos esperar durante tres o más siglos después de la predicación apostólica, por la elocuencia de Crisóstomo y los Gregorios, Ambrosio y Agustín" 3


Última edición por PREDICADOR el Sáb Abr 28, 2012 12:23 am, editado 1 vez

_________________
Construimos paginas web cristianas a muy bajo precio en Colombia para tu iglesia local, ministerio personal, contactanos, haz click en la imagen

avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

Mensaje  PREDICADOR el Sáb Abr 28, 2012 12:21 am

Mucha de la culpa por esta declinación en la calidad de la predicación se debió al uso de alegorías en los sermones de Orígenes, cuyo estilo fue imitado por muchos otros, y, como dijera Martín Lulero: "Colocad una nariz de cera sobre las Escrituras, la cual se pueda voltear en cualquier dirección". Presentamos un ejemplo, extraído de la homilía de Orígenes acerca de Rebeca en el pozo, como se encuentra en los volúmenes de The Church Fathers (Los padres de la iglesia).
" Rebeca yendo diariamente al pozo es una representación de las devociones diarias. El pozo es un tipo de las Escrituras. El siervo de Abrahán es la palabra profética. Sus camellos son un figura de la gente irracional y perversa. Bajar el jarro de agua desde el hombro es alusivo a un rechazo hacia e! orgullo griego y la elocuencia. Acompañar al siervo de Abrahán a encontrarse con Isaac, es un ejemplo de la iglesia siguiendo la palabra profética. Desmontarse de su camello, simboliza el abandono de todos los vicios. Las joyas en sus orejas y en sus manos son un emblema de las palabras doradas y las obras excelentes. Su matrimonio con Isaac, representa la unión del alma con Dios".
Con distorsiones tan absurdas como estas del significado de las Escrituras, la vocación de la predicación sufrió un gran deterioro y podría decirse con certeza que los mensajeras habían perdido su mensaje, y Ahimaas estaba corriendo de nuevo.
La influencia de Orígenes, quien era considerado como uno de los grandes padres de la iglesia, se extendió más allá de la era de los grandes oradores del cuarto y quinto siglos, lo cual es en la estimación de Kerr uno de los "puntos culminantes" en la predicación, durante la tenebrosa Edad Media. En realidad se predicó poco, ya que la celebración de la misa llegó a ser la forma de adoración aceptada, y la clase de predicación que se hacía, solía ser en Latín y en el estilo de Orígenes.
"En genera], el clero no predicaba".4
" A través de amplios distritos durante largos años a la vez, no hubo casi ninguna predicación. Cuando la gente se reunía en la iglesia, era sólo para presenciar ceremonias y escuchar cánticos y entonaciones. Si se predicaban sermones, era la costumbre aun en muchos países, el predicar sólo en latín, el cual, el pueblo no comprendía" 5
" Con las ceremonias sustituyendo a los sermones y la alegoría reemplazando el uso adecuado de la Escritura, el largo período del quinto al sexto siglo, fue trágicamente un tiempo, en el cual, los mensajeros no tenían mensaje, y Ahimaas corrió otra vez. Y al igual que los siglos cuarto y quinto generaron un 'clímax' en la predicación que fue seguido por una marcada decadencia, aún así, la Reforma del siglo dieciséis ocasionó un 'apogeo' que a su vez fue seguido por una severa declinación. El materialismo de Francia del siglo dieciocho, el deísmo en Inglaterra y el iluminismo en Alemania, produjeron un cambio en el estilo y contenido de los sermones. El deísmo es la creencia de que Dios creó el mundo y luego lo abandonó mayormente a sus propias recursos, mientras él prestaba atención a otros asuntos". El iluminismo es un término que describe a los que profesan tener un conocimiento especial, que personas inferiores no tienen.
"Después de la Reforma, hubo un extremo retroceso en la predicación en las iglesias Protestantes."6
Esforzándose por hacer la Biblia mas "coherente" los predicadores sustituyeron las referencias a la labor del Espíritu Santo por alusiones a la voluntad humana, citaban un proceso de mejoramiento gradual de las maneras y el carácter, en vez de mencionar el nuevo nacimiento como las Escrituras lo requieren.
" Algunos predicadores al ser incapaces de encontrar puntos de suficiente interés al leer la Biblia, daban charlas acerca de tópicos tales como la economía, los asuntos sociales, la agricultura, la vacunación y la redacción de testamentos—temas extraídos de las ciencias naturales, tales como la estructura de los peces y los pájaros."7
El abogado Blackstone, después de visitar iglesia tras iglesia, y escuchar a cada renombrado clérigo en Londres, dijo: "Que no oyó ni un solo discurso que tuviera en sí más cristianismo que los escritos de Cicerón y por lo que percibió le hubiera sido imposible descubrir si el predicador era un discípulo de Confucio, Mahoma o Cristo "8.
De esa manera los mensajeros carecían de mensaje, y Ahimaas corrió otra vez.
Pero la extraordinaria actividad de Juan Wesley. con sus 42.000 sermones, y de Whitefield con sus 18.000, hicieron que la predicación tuviera un nuevo periodo de éxito.
"El reavivamiento Evangélico pudo ser comparado en su influencia con el de la Reforma."9
El poder de esa predicación, se sintió en ambos lados del atlántico, con resultados que perduraron por años. Nuevamente, notamos la gran autoridad de la Escrituras y el llamado al arrepentimiento y a la entrega de la voluntad a Dios los cuales caracterizaban su predicación, como ocurrió con los grandes predicadores antes de ellos.
"Mientras Bolingbroke atacó Apocalipsis, y Chesterfield cortésmente se mofó de todo lo generoso y bueno, y los apologistas cristianos se esforzaron en vano por convencer al intelecto de las clases altas, Whitefíeld y Wesley comenzaron a predicarle a las conciencias de los hombres, y por ese motivo no sintieron la necesidad de confinar sus discursos al sector cultivado y refinado."10
Encontramos, entonces, que en los cuatro períodos de predicación exitosa e influyente, en la historia de la iglesia, existen ciertas similitudes. En todos estos periodos la predicación tendía a ser literalmente histórica y mantenía un alto concepto de la autoridad bíblica. No hacía compromisos en cuanto a los puntos centrales de su teología. Impuso al pueblo grandes demandas éticas, poniéndolos en conflicto con sus propias culturas. Enfatizó el llamado del juicio, al arrepentimiento. Su expresión tendía a ser sencilla, práctica, y directa. Los mensajeros tenían un mensaje, y el mensaje transformaba vidas.

_________________
Construimos paginas web cristianas a muy bajo precio en Colombia para tu iglesia local, ministerio personal, contactanos, haz click en la imagen

avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

Mensaje  PREDICADOR el Sáb Abr 28, 2012 12:22 am

Dentro de este marco deseamos considerar la experiencia de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Esta es obviamente una iglesia que ha sido edificada mediante la predicación. Los primeros adventistas fueron personas que respondieron a la predicación de Guillermo Miller y sus asociados. En las conferencias bíblicas que siguieron al gran chasco de 1844, "una plataforma de verdad" fue estudiada, la cual, había de llegar a ser en lo sucesivo el fundamento de toda predicación adventista. Aquellos que creyeron que "la plataforma de verdad" era firme y sólida, comenzaron a viajar entre los adventistas diseminados para proclamarla. José Bates, Jaime y Elena White, Gumey, Píerce, Nichol y otros fueron los primeros en esta obra, y grupos de "adventistas del séptimo día, empezaron a congregarse alrededor de ellos y a convertirse en un grupo unificado de creyentes. Ya en el año de 1863 la iglesia estaba formalmente organizada con 3.500 miembros. La unidad del esfuerzo realizado entonces, hizo posible un nuevo periodo de predicación en reuniones campestres, que evocaba la era del movimiento Milerita. Ya alrededor del año 1870, la feligresía había aumentando hasta llegar a ser de 5.440 miembros, y en el año 1880 era de 15.570 miembros. Para ese tiempo, más predicadores estaban siendo entrenados en las nuevas instituciones educacionales y se esparcieron por áreas extensas, especialmente en el creciente occidente. Cambiaron de dos a tres semanas de reuniones de campamentos a programas de predicación que duraron por meses a un tiempo y frecuentemente resultaron en el establecimiento de nuevas iglesias. Alrededor de 1901, el número de miembros había alcanzado 75.000. Un ministro adventista del séptimo día jubilado, de noventa y cuatro años de edad, quien se comunicó conmigo, mientras yo estaba escribiendo este artículo, pudo manifestar que a lo largo de su vida, la feligresía ha crecido de 75.000 hasta ser aproximadamente ocho millones.
Este debe ser reconocido como uno de los programas de predicación más exitosos en la historia de la cristiandad. Y de la fiel similitud entre el carácter de esta predicación y de los sermones de la era apostólica, el de las siglos cuarto y quinto, el de la época de la Reforma, y del reavivamiento Wesleyano es evidente. Como ocurrió en estos cuatro periodos de éxito en la predicación, los mensajes de los ministros adventistas del séptimo día afirmaron la autoridad incuestionable de las Escrituras, con un énfasis especial en las grandes profecías históricas. No hacían concesiones, insistiendo en la singularidad de su doctrina, y no aceptando ningún arreglo de "cortesía" con otras iglesias, por lo cual, permanecie¬ron fuera de las áreas que éstas consideraban suyas. Causaron enfrentamiento, señalando la quebrantada ley de Dios y la violación del sagrado día del Sábado. Impusieron demandas éticas urgiendo a los cristianos a obedecer los principios bíblicos con respecto a la dieta, el vestido, el entrenamiento, y la mayordomía, lo cual los colocó en contradicción con sus propias culturas. Eran sencillos, prácticos, y directos. Siempre contuvieron fervientes llamados al arrepentimiento personal y a la entrega completa de la vida a la voluntad divina.
Y como tal predicación lo ha hecho siempre, ésta transformó vidas. El descuidado llegó a ser diligente, los pecadores se transformaron en santos, y el libertino se convirtió en puro. Los mensajeros tenían un mensaje, un mensaje poderoso, convincente y renovador. Ahí no hubo ningún Ahimaas.
Pero entonces algo cambió. Se ha relata¬do tan a menudo la trágica historia, que sólo necesitamos delinearla aquí. Algunos de nuestros hermanos dirigentes entablaron un diálogo con teólogos calvinistas, quienes ofrecieron dejar de llamamos una " secta", si sólo abandonábamos cienos puntos de nuestra fe. Asombrosamente nuestros hermanos capitularon. Los términos de su rendición fueron publicados en un libro titulado Seventh Day Adventist Answers Questions On Doctrine (Los Adventistas del Séptimo Día responden Preguntas sobre Doctrina), hoy en día denominado simplemente Questions on Doctrine. En ese libro nuestro concepto de la presente obra expiatoria de Cristo fue cuidadosamente silenciado, y al preguntar directamente: "¿No dice la señora White que Cristo esta realizando una obra de expiación por nosotros en el santuario celestial?" No hubo una respuesta clara. Ella así lo afirma. Véase El Conflicto de los Siglos, Págs. 475,481,483,486, y otras.
Además nuestros, hermanos dieron a los calvinistas y al mundo una declaración referente a nuestra creencia con relación a la naturaleza humana de Cristo, y que ahora ha probado, ser una monstruosidad metodológica y un fraude histórico. Una completa y minuciosa investigación ha traído a la luz 1,200 declaraciones que han sido publicadas acerca de nuestra creencia histórica de que nuestro Señor vino a la tierra con la naturaleza del hombre caído; de esas citas, 400 son de Elena de White. Véase The Word was Made Flesh (La Palabra se hizo carne), por Ralph Larson, disponible en Hope Intemational. A pesar de todo este volumen de evidencias, nuestros hermanos le entregaron a los teólogos calvinistas una declaración afirmando que nunca habíamos creído tal cosa, sino que siempre habíamos creído como ellos, que Jesús vino a la tierra en la naturaleza de Adán antes de la caída. Véase Questions On Doctrine, Pág. 650.
Esto puede haberles parecido una concesión sin importancia, pero, en realidad ha destrozado la iglesia. Hay una terrible e inevitable lógica conectada con ésta. Si Cristo vino a la tierra en la naturaleza no caída de Adán, entonces Él no tuvo debilidades hereditarias, y posiblemente no podía haber sido tentado como nosotros lo somos, y es irrazonable e injusto, esperar que vivamos como Él lo hizo, sin pecado.
La eliminación del pecado, que es el verdadero centro del servicio del santuario, es imposible, y toda la doctrina acerca de éste se vuelve insignificante. El espíritu de profecía, el cual testifica repetidamente que esta doctrina es significativa y verdadera, tiene que ser desechada. Y si es imposible para los hombres guardar la santa ley de Dios, ¿por qué preocuparse acerca del sábado, y mucho menos con respecto a la marca de la bestia?
Lo cual nos trae de vuelta al punto con el cual comenzamos: el fenómeno de una iglesia que afirma estar llevando al mundo, los mensajes de Apocalipsis 14, pero ignora el significado de éstos. El mensaje del primer ángel, "Temed a Dios y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado", no tienen significado alguno si está separado de la doctrina del santuario. Es esta doctrina la que aclara tanto el tiempo como la naturaleza del juicio. Sin embargo, un número cada vez mayor de ministros adventistas del séptimo día está actualmente rechazándola, y de esta manera está incapacitándose para predicar el mensaje del primer ángel. Por consiguiente, Ahimaas, el mensajero sin mensaje corre nuevamente.
Una cantidad cada vez mayor de ministros adventistas del séptimo día esta decidiendo que es de mal gusto creer que tenemos algo mejor que las otra iglesias, y de esta manera, el mensaje del segundo ángel, "Ha caído. Babilonia", ha llegado a ser desagradable para ellos. Pero el estrago mayor se ha hecho con el mensaje del tercer ángel, con respecto a la marca de la bestia. Nuestra posición histórica, firmemente apoyada por el espíritu de profecía, ha sido que la bestia es el catolicismo, su marca es la sustitución del verdadero día de la sagrada ley de Dios por un día falsamente llamado santo, y los que deliberadamente rechacen los mandamientos de Dios y acepten la ley de la iglesia apóstata, recibirán eventualmente la marca de la bestia. La falsa doctrina calvinista que enseña que es imposible para cualquier cristiano obedecer los preceptos divinos, destruye completamente este mensaje con un simple golpe. Los que han llegado a infatuarse con esta falsa doctrina son indiferentes al hecho de que hay cincuenta textos en el Nuevo Testamento que demandan obediencia a la ley de Dios, de la misma manera se muestran impasibles ante la realidad de que existen no menos de 4.500 pasajes que ordenan la obediencia a la santa ley de Dios. No manifiestan ninguna preocupación acerca de afirmaciones del espíritu de profecía tales como:
"Al principio de la gran controversia, Satanás había declarado que la ley de Dios no podía ser obedecida". El Deseado de Todas las Gentes, pág. 709.
" En esta tierra Satanás trató de llevar adelante la obra que comenzó en el cielo. Declaró que el hombre no podía obedecer la ley de Dios", Sings of the Time, tomo 4, Pág.252.
" Satanás representa la divina ley de amor como una ley de egoísmo. Declara, que nos es imposible obedecer sus preceptos". El Deseado de Todas las Gentes, Pág. 15

_________________
Construimos paginas web cristianas a muy bajo precio en Colombia para tu iglesia local, ministerio personal, contactanos, haz click en la imagen

avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

Mensaje  PREDICADOR el Sáb Abr 28, 2012 12:22 am

Elena de White expuso ante la iglesia treinta y cinco advertencias de esta naturaleza durante el periodo del memorable año de 1,888 y el año de su muerte en 1915. Indudablemente la mas impresionante de ellas, es la siguiente: "Satanás declaró que era imposible para los hijos e hijas de Adán guardar la ley de Dios, y de esa manera alego que Dios estaba desprovisto de sabiduría y amor. Si no se podía guardar la ley. entonces el dador de la ley no era perfecto. Hombres controlados por Satanás repiten estas acusaciones en contra de Dios al aseverar que los hombres no pueden guardar la ley de Dios". Signs of the Times, tomo 3, Pág. 264.
Cuando consideramos la cantidad de literatura que está saliendo actualmente de las imprentas adventistas del séptimo día, afirmando que la mentira de Satanás es la verdad, y cuántos ministros en estos momentos, están haciendo las mismas aseveraciones desde los pulpitos adventistas del séptimo día, la declaración anterior es realmente grave. Inmediatamente se pone de manifiesto que tales hombres no podrían haber sido usados por Dios para llevar al mundo los mensajes de los tres ángeles. Ellos serían mensajeros sin mensaje, el equivalente moderno de Ahimaas.
Por lo tanto, ¿cómo podemos esperar que Dios trate este problema? No necesitamos especular. Cuando la iglesia judía perdió su mensaje, el Señor levantó a los cristianos. Cuando la iglesia cristiana primitiva perdió su mensaje, el Señor levantó a los protestantes. Cuando los protestantes perdieron su mensaje, el Señor levantó a Wesley y a sus compañeros de labor. Cuando los wesleyanos perdieron su mensaje, el Señor levantó a los adventistas del séptimo día. Y ahora que algunos adventistas están perdiendo su mensaje, y convirtiéndose en complementos modernos de Ahimaas, el Señor está levantando grupos de miembros fieles por todo el mundo, que son conocidos por diversos nombres: hermanos preocupados, adventistas históricos, ministerios independientes, etc. También son conocidos por su adherencia al evangelio puro, y por su firme rechazo de las falsas doctrinas del calvinismo.
¡Los mensajes de los tres ángeles serán dados al mundo! La voluntad de Dios no puede ser resistida exitosamente por el hombre. Los hombres que por su incredulidad se descalifican a si mismos, para actuar como los mensajeros de Dios serán simplemente reemplazados. Esto le ha pasado a otros, y podría sucedernos a nosotros. Dios no hace acepción de personas.
Una vez escuché con asombro a Walter Martín, el teólogo calvinista que dirigió las discusiones con nuestros hermanos, declarar que un dirigente de la Asociación General de nuestra iglesia le había dicho, que la publicación del libro, Questions, On Doctrine había tenido como resultado un gran incremento en nuestra filegresía. Si esto sucedió en realidad, el dirigente de la Asociación General estaba muy mal informado. Precisamente, lo opuesto es la verdad. En aquellas áreas del mundo, tales como la División Norteamericana, Europa occidental y Australia, donde el libro, Questions on Doctrine, ha sido ampliamente distribuido, la ganancia de almas prácticamente ha sufrido un estancamiento. La ganancia de almas que está ocurriendo realmente en esos campos, es mayormente entre los grupos étnicos minoritarios. Los Afro-europeos en Inglaterra, los Afro-americanos e Hispanos en Norteamérica y el Canadá, y las personas que habitan las islas del Pacifico, están contribuyendo a que se realicen la mayor cantidad de los bautismos en esas áreas. Estos son grupos, que han recibido poca o ninguna influencia del libro, Questíons on Doctrine, ellos simplemente no lo han leído.
El poderoso crecimiento de nuestra feligresía que la ha elevado hasta alcanzar la cantidad de ocho millones, ha ocurrido y aún continúa ocurriendo en los países del "tercer mundo". Por otra parte, esas son áreas donde el libro, Questions on Doctrine, ha tenido muy poca influencia, y los que están trabajando en la obra de ganar almas
todavía están predicando nuestro mensaje en su forma histórica, en el contexto de los mensajes de los tres ángeles. No obstante el cambio está comenzando a efectuarse, a medida que una mayor cantidad de ministros de estos países, están recibiendo educación superior en los seminarios adventistas del séptimo día, donde el calvinismo es una influencia predominante. Que esto quede bien claro, querido lector, el calvinismo es el beso de la muerte para nuestro grandiosos y glorioso mensaje, y transformar a sus adeptos en el equivalente moderno de Ahimaas, el mensajero sin mensaje.
Esto debería causarnos una profunda inquietud, pero no miedo ni desesperación. Dios está todavía en control, y ninguno de estos acontecimientos le ha tomado por sorpresa. Hay terribles eventos ante nosotros, como lo confirma los siguientes pasajes del espíritu de profecía:
"Dios despertará a sus hijos; si otros medios fracasan, se levantarán herejías entre ellos, que los zarandearan, separando el tamo del trigo." Joyas de los Testimonios, tomo 2, Pág. 312.
"Muchos ocuparán nuestros pulpitos sosteniendo en las manos la antorcha de la falsa profecía encendida por la infernal tea satánica." Testimonios para los Ministros, Pág.409.
No obstante:
"No ha habido ni una sola nube que ha caído sobre la iglesia para la cual Dios no haya hecho provisión." Mensajes Selec¬tos, tomo 2, pág. 124.
" El permanecer de pie en defensa de la verdad y la justicia cuando la mayoría nos abandonen, el pelear las batallas del Señor cuando los campeones sean pocos, esta será nuestra prueba. En este tiempo, debemos obtener calor de la frialdad de los demás, valor de su cobardía, y lealtad de su traición." Hijos e Hijas cíe Dios, Pág. 203.
Que Dios los bendiga.
1 Hugh Thompson Kcrr, Preaching in the Early Church.New York. 1962),
2 Edwin Charles Dargan, A Hisiorv of Preaching, tomo 1, (New York. 1905). pág, 26.
3 Kerr, Preaching in the earley Church, op. cit., pág. 54.
4 John A. Broadus, Leaures on the History of Preaching, (New York, 1907), pág. 113. 5 Broadus. op. cit. pág. 94.
6 Alfred ErnesI Garvie, The Preachers of the Church, (London, 1926), Pág. 105.
7 John Kerr. Lectures on the History of Preaching, (New York. 1889). Pág, 247,
8 Dargan, History of Preaching, tomo 2, pág. 292.
9 Garvie, Preachers of the Church, pág. 105,
10 Broadus, Lectures on the History of Preaching, op. cit Pág. 222.
Ralph Larson. Doctor en teología, es un pastor jubilado y reside actualmente en Cherry Valley, California. Trabajó en el Seminario Adventista del Lejano Oriente antes de su jubilación.
Tomado de Our Firm Foundation, May 1995.

_________________
Construimos paginas web cristianas a muy bajo precio en Colombia para tu iglesia local, ministerio personal, contactanos, haz click en la imagen

avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Ralph Larson - Ahias corre Nuevamente

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.