Foro Cristiano Sermones y Predicaciones Cristianas
Bienvenido, para acceder a materiales solo registrate, no es necesario que crees temas , respetamos cualquier enfoque teologico esto, para motivar el estudio biblico personal, por favor lee brecemente las reglas de este sitio

E.White - Combatamos las Ensenanzas Erroneas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

E.White - Combatamos las Ensenanzas Erroneas

Mensaje  PREDICADOR el Miér Feb 29, 2012 8:18 pm

E.White - Combatamos las Ensenanzas Erroneas

Hay que hacer frente al error con la verdad.-
Se me ha dado instrucción para que le diga que no es lo mejor ocuparse de los conceptos espiri-tistas, de las teorías extrañas descarriadoras que durante años han estado viniendo a nosotros.
No es lo mejor predicar sobre el tema del panteísmo o leer citas de autores que escriben sobre este tema y los errores especiosos y engañosos que conducen a él. Las declaraciones hechas en el tomo 8 de Testimonies son suficientes para amonestar a nuestro pueblo a que evite esos errores. Estas declara-ciones harán más para iluminar las mentes que todas las explicaciones o teorías que los ministros y ma-estros puedan reunir acerca de esos asuntos.
Si Ud. trata de manejar esos temas, será inducido a repetir los engaños de Satanás y así ayudará al diablo a presentar sus teorías falsas a la gente. Resuelva no repetir el error nunca jamás, sino siempre enseñar la verdad. Llene los corazones y las mentes con las verdades solemnes y sagradas para este tiempo.
Medite en la verdad presente, en la segunda venida de Cristo. El Señor está por venir muy pronto. Tenemos tan sólo un corto lapso para presentar la verdad para este tiempo: la verdad que ha de convertir las almas. Esta verdad debe presentarse en su máxima sencillez, tal como Cristo la presentó, de modo que la gente pueda comprender qué es la verdad. La verdad disipará las nubes del error.
Dé a la gente la verdad presente. Hable de la verdad. Llene sus mentes con la verdad. Edifique los baluartes de la verdad. Y no lleve las teorías de Satanás a las mentes que de otro modo no oirían acerca de ellas. Lo que la gente necesita no es una exposición de las artes seductoras de Satanás, sino una presentación de la verdad tal como es en Jesús. Recuerde que el diablo puede ser servido por una repetición de sus mentiras. Cuanto menos manejemos esos temas objetables, tanto más puras, limpias y menos manchadas estarán nuestras mentes y nuestros principios...
Y se me ha mostrado también que no debemos entrar en controversias con las teorías espiritistas, porque tal controversia tan sólo confundirá las mentes. Estas cosas no debieran ser introducidas en nuestras reuniones. No debiéramos esforzarnos por refutarlas. Si nuestros ministros y maestros se dedi-can al estudio de esas teorías erróneas, algunos se apartarán de la fe al prestar oídos a espíritus seducto-res y a doctrinas de los demonios. No es la obra del ministro evangélico proclamar las teorías de Sa-tanás... Mantened la verdad; magnificad la verdad; decid: "Escrito está" (Carta 175, 1904).
avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: E.White - Combatamos las Ensenanzas Erroneas

Mensaje  PREDICADOR el Miér Feb 29, 2012 8:32 pm

Hay que desenmascarar hábilmente las falsedades.-
El apóstol Pablo nos advierte que "algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios" (1 Tim. 4:1). Esto es lo que podemos esperar. Nuestras pruebas más grandes surgirán provocadas por ese grupo que una vez defendió la verdad pero que se apartó de ella y se fue al mundo, y la pisoteó con odio y escarnio.
Dios tiene una obra que sus siervos fieles deben hacer. Los ataques del enemigo deben ser contrarrestados con la verdad de su Palabra. Hay que desenmascarar la falsedad, hay que exponer su verdadero carácter, y hay que hacer brillar la luz de la ley de Jehová para que ilumine las tinieblas morales del mundo. Debemos presentar las pretensiones de su Palabra. No seremos considerados sin culpa si descuidamos este deber solemne. Pero mientras nos levantamos para defender la verdad, no nos levantamos para defender el yo, y no hagamos una gran alharaca porque se nos ha llamado a soportar vituperio y tergiversación. No nos compadezcamos a nosotros mismos, sino seamos muy celosos de la ley del Altísimo.
El apóstol dice: "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas" (2 Tim. 4:3-4). En todas partes vemos hombres que fácilmente son llevados cautivos por las concepciones erróneas de los que anulan la Palabra de Dios; pero cuando la verdad es puesta delante de ellos, se llenan de impaciencia y enojo. Pero la exhortación del apóstol dada al siervo de Dios es: "Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio" (2 Tim. 4:5) ...
Debemos atesorar cuidadosamente las palabras de nuestro Dios no sea que seamos contaminados por las obras engañosas de los que han abandonado la fe. Debemos resistir su espíritu e influencia con la misma arma que nuestro Maestro utilizó cuando fue asaltado por el príncipe de las tinieblas: "Escrito está". Debiéramos aprender a utilizar la Palabra de Dios con toda habilidad. Se ha dado estas exhortación: "Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad" (2 Tim. 2:15). Hay que trabajar con diligencia y orar con fervor y fe para hacer frente al error tortuoso de los falsos maestros y los seductores; porque "en los Postreros días vendrán tiempos peligrosos" (2 Tim. 3:1) (Review and Herald, 10 de Enero de 1888).

Los sinceros serán rescatados del engaño.-
El medio por el cual se puede vencer al maligno, es por el cual Cristo venció: el poder de la palabra. Dios no domina nuestra mente sin nuestro consentimiento pero si deseamos conocer y hacer su voluntad, se nos dirige su promesa: "Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres". Si alguno quisiere hacer su voluntad, conocerá de mi enseñanza". Apoyándose en estas promesas cada uno puede quedar libre de las trampas del error y del dominio del pecado.
Cada hombre está libre para elegir el poder que quiera ver dominar sobre él. Nadie ha caído tan bajo, nadie es tan vil que no pueda hallar liberación en Cristo. El endemoniado, en lugar de oraciones, no podía sino pronunciar las palabras Satanás; sin embargo, la muda súplica de su corazón fue oída. Ningún clamor de un alma en necesidad, aunque no llegue a expresarse en palabras, quedará sin ser oído. Los que consienten en hacer pacto con el Dios del cielo, no serán abandonados al poder de Satanás o a las flaquezas de su propia naturaleza. Son invitados por el Salvador: "Echen mano... de mi fortaleza; y hagan paz conmigo. ¡Sí, que hagan paz conmigo!". Los espíritus de las tinieblas contenderán por el alma que una vez estuvo bajo su dominio. Pero los ángeles de Dios lucharán por esa alma con una potencia que prevalecerá (DTG:223-224. Año 1898).

A los curiosos debemos decir que no sabemos.-
Hemos recibido cartas concernientes a asuntos sobre los que Dios no nos ha dado luz, y nos sentimos complacidas de decir a esos investigadores: No sabemos. Cada mente debería sentirse muy ansiosa de conocer a Dios y de cumplir sus requerimientos. Bienaventurados son los que prestan atención a la Palabra de Dios y la cumplen...
Los que sienten tanta curiosidad por averiguar cosas que no han sido dadas a conocer en las Escrituras son generalmente estudiantes superficiales con respecto a esas cosas que tienen importancia para la vida y la práctica de todos los días... Debemos revelar al mundo aquello que Dios ha visto necesario revelarnos. No estamos haciendo la voluntad de nuestro Padre celestial cuando especulamos acerca de cosas que él ha considerado conveniente ocultarnos. Cada uno tiene el privilegio de revelar a otro el aprecio que siente por las verdades divinas, el aprecio que siente por los tesoros de la vida eterna, al hacer todo sacrificio posible para obtener la recompensa (Manuscrito 104, 1898). El Evangelismo:452-455.
avatar
PREDICADOR
Editor del Sitio
Editor del Sitio

Mensajes : 626
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 21/02/2012
Edad : 45
Localización : Colombia

Ver perfil de usuario http://sermonescristianos.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.